TRES CANTOS 3-1 TRIVAL VALDERAS | Salvados

Los de Tres Cantos lograron el objetivo de la permanencia, en un partido jugado de poder a poder contra un Trival Valderas que nunca entregó la cuchara.

0
641
FOTOS: Pedro J. Martín

Tuvieron que transcurrir treinta y cinco jornadas para que el Tres Cantos viera cumplido el sueño de confirmar su presencia en la Tercera madrileña la próxima temporada, en un año en el que por lo que hemos visto, este objetivo es sumamente merecido, ya que a pesar de la bisoñez de sus jugadores en la categoría, la infinidad de bajas que han venido arrastrando jornada tras jornada, lo difícil que les ha resultado sacar adelante los partidos en su estadio, hay que decir que se han hecho acreedores a la permanencia por los méritos contraídos a lo largo de todo el campeonato, con lo cual a partir de ahora si que pueden dedicarse a disfrutar de jugar al fútbol, sin estar pendientes de lo que ocurra en otros campos.

El míster del Tres Cantos presenció el partido desde la banda, desde fuera del campo, al seguir sancionado, y con los nervios a flor de piel por lo que estaba pasando en el terreno de juego.

Tras el saque de centro de los locales, a los quince segundos ya pudo desnivelar el marcador Palencia si su envío a portería en vaselina desde treinta metros hubiera encontrado el marco, pero el esférico salió a un par de palmos del palo de la portería defendida por Manu. Los primeros quince minutos se jugaron en el medio del campo, sin que existiera un claro dominador del balón, y sin que ninguno de los dos equipos se acercara a la portería contraria con peligro.

Javi García presentó una línea defensiva de cuatro elementos, dos jugadores en medio campo, algo más arriba ejerciendo funciones de enganche con la delantera su número veinte Palencia, y una tripleta atacante. Juanjo Granero alineó un póker atrás, Sanjurjo como pivote defensivo, pareja de centro campistas y un trío para crear peligro a la defensa contraria.

El choque estaba siendo muy vivo, jugado muy rápido por los dos conjuntos, que poco a poco se iban aproximando a las áreas contrarias, empezando a entonarse los delanteros. Cumplido el minuto dieciséis, Prada en defensa intentaba ceder a Manu, anteponiéndose Joaquín, que franco para poder rematar a puerta, se le enredaba el cuero entre los pies, arrebatándoselo la defensa verde, perdiendo el delantero centro local una magnífica oportunidad de marcar.

Los tricantinos, con su uniforme habitual de blanco con franja vertical azul, empezaron a adueñarse del control del juego, sobre todo por medio de golpes francos que lanzaba Galiana. Joaquín, cercano el minuto veinte de partido, se hizo con un balón en el centro de su ataque, dió un gran pase a Kone por la izquierda, el extremo se adentraba en el área y era obstaculizado por Mario, cayendo al césped, pero el árbitro no señaló nada, ante las reclamaciones de la afición casera. Minutos más tarde de nuevo Galiana centraba a portería tras saque de falta, atrapando el esférico Manu ante el salto de Joaquín que quedó momentáneamente lesionado.

En el ecuador de la primera mitad, Kone realizaba una jugada individual, subiendo en slalom desde su campo, sorteando a varios jugadores trivalenses, pero abusó del control y finalmente perdió el balón, pecando de “chupón”. A renglón seguido Palencia enviaba un pase medido a la bota del delantero centro Joaquín, que solo ante Manu remataba muy alto, en ocasión pintiparada para hacer el uno a cero.

El Tres Cantos era consciente de lo que se jugaba, y poco a poco iba acelerando, quería no uno, quería los tres puntos en juego, y el Trival sin desmerecer perdía contundencia. Palencia sufrió una dura entrada a veinte metros de la línea de gol de la meta contraria, colocaba Galiana la bola para golpear el libre directo, se acercaba  al balón, y en última instancia cedió a su derecha para que Gerard de excelente derechazo por bajo, superara por un lado a la barrera, consiguiendo que se luzca Manu en soberbia intervención, desviando con sus manos el esférico, quedándosele a los pies Carlos que remataba fuerte directamente al larguero, y su rechace lo remataba alto Galiana, en una gran oportunidad de desnivelar la contienda.

La primera media hora nos dejaba ver a un equipo dueño y señor del choque, muy vertical, el Tres Cantos, y en estas Gerard recuperaba un balón en su campo, se adentraba en el terreno contrario, enviaba un pase por alto en el área a Joaquín, este se embarullaba, saliendo el esférico rechazado hacia la derecha de su ataque, le llegaba a Palencia, que también se enredaba con el cuero, llevándoselo con suerte, para rematar por bajo con pierna derecha flojo y pegado al palo, haciendo que el balón besara las mallas visitantes, colocando el uno a cero en el luminoso y acercando a su equipo al objetivo que perseguía desde el inicio de la temporada: la permanencia. Los siguientes minutos pudo resolver el Tres Cantos, primero Miguel que disparó alto tras una nueva jugada de Gerard que le dejó el esférico en excelente posición de remate.

El Trival Valderas a partir del minuto treinta y cinco, volvió al partido y reaccionó llevando peligro a la portería de Iván Villar, y Sanjurjo empezó a tomar mas protagonismo en el juego de ataque de los de Alcorcón, al igual que Mario, que empezó a subir más asiduamente, y en un balón al área local, el central visitante peinaba el cuero al segundo palo y allí Álex, en posición ideal de remate, lo hacía por encima de lo portería de Iván. Losada desbordaba en su área a Rubén Muñoz, y desde la línea de fondo daba el pase de la muerte, haciendo que Iván Villar se estirase para despejar con la manopla derecha alejando el peligro. Mínguez sacaba una falta desde la izquierda para que Diego en el segundo poste rematase fuera. Carlos perdió un balón, y el cuero botando le llegaba a Nogueira, que antes de poder rematar veía como un avispado Iván muy atento salía al borde de su área para quedarse con el esférico. El Trival estaba más cerca de la igualada que el Tres Cantos del dos a cero. Los últimos cinco minutos fueron de agobio para los blancos, que prácticamente estaban pidiendo la hora para irse a los vestuarios con la victoria, lo que consiguían finalmente, respirando cuando el Sr. Romero Serrano les indicó ese camino, al que se van con la permanencia asegurada, aunque pendiente de confirmar en el segundo tiempo.

Tras el café para paliar el frío reinante, seis grados, en esta “primaveral mañana” tricantina, los espectadores se preparaban para ¿sufrir o disfrutar? del segundo período. El colegiado daba el pitido inicial para jugarse los cuarenta y cinco minutos definitivos, con cambios en el Trival Valderas, que iniciaba el juego como terminó, con muchas ganas, y el colegiado señalaba una falta a su favor que ponía en juego Mínguez para que rematara fuera de cabeza Santurino. El Tres Cantos le plantaba batalla y era a continuación Gerard convertido en este partido en organizador en muchas ocasiones, el que le enviaba una pelota a Joaquín, consiguiendo cobrar el delantero un saque de esquina, que botado por Galiana a la cabeza de Suañez, hacía que este enviara la bola al lateral de la red. Y poco después eran los de verde y rojo los que por medio de Mínguez a saque de falta hacían que el capitán Mario cabecease a puerta, desviando Iván Villar el remate en gran intervención, saliendo posteriormente y tras otro despeje del portero, el cuero a córner.

El Trival adelantó líneas, situando a su centro del campo más próximo a sus delanteros, asumiendo riesgos, pero no tenía nada que perder, dada su clasificación, y derrocharon pundonor, como no podía ser de otro modo, jugando con muchofair play.

En el minuto cincuenta y tres, Mario cometió una falta sobre Joaquín en la medular izquierda del ataque tricantino, que le costaba la cartulina amarilla, falta que sacó Galiana al eje de la defensa de los de San José de Valderas, allí forcejearon los delanteros contra los defensas, y en una de estas Mario parecía ser que empujó o enganchó a Joaquín, y el árbitro, a indicaciones de su juez de línea, señalaba el punto de penalti por agarrón del central al delantero centro tricantino. Se producía una protesta en la banda al reclamar los jugadores visitantes que el colegiado consultase al juez de línea, con tangana incluida de algún que otro futbolista, pero a resultas de todo esto el Sr. Romero Serrano se mantuvo en su decisión: penalti.

El central Rubén Muñoz fue el encargado de la ejecución, se acercó con parsimonia al esférico y realizó una paradinha engañando a Manu, y de excelente disparo por el centro de la portería, a lo Panenka, lograba el segundo para el Tres Cantos poniendo la Tercera al alcance de sus botas.

El Trival se encorajinó con el castigo, y pudo reducir distancias Maroto, pero su disparo salió alto. Y Javi García movió el banquillo sustituyendo a Kiko que se dolía del cuello, entrando en su lugar Rubén González, reorganizando la defensa, pasando Gerard a la derecha y el recién ingresado a central.

Sanjurjo, con decisión y velocidad, se adentraba en el terreno del Tres Cantos, seguía y seguía, hasta que enviaba un pase a Mínguez, que a su vez cedía a Losada que venia en carrera, para que desde la derecha en el área rematase al fondo de la portería, reduciendo ventaja, cuando aún quedaban casi treinta minutos por disputar. El cambio de Kiko produjo un desajuste en la defensa local, y quizás eso propició el gol contrario, así es que de nuevo Gerard pasaba al eje de la zaga, y es Rubén Muñoz el que se iba a la derecha. El sufrimiento se antojaba importante para los de Javi García los minutos que restaban para finalizar el partido.

A balón parado de nuevo Mínguez ponía la bola en el área para que en dos tiempos Iván consiguiera despejar, y suma y sigue, el equipo de Juanjo Granero que perseguía el empate, como si fueran ellos los que necesitaran el punto para mantenerse en Tercera.  La contra del Tres Cantos llevaba peligro, Miguel se internaba por su banda derecha, y su centro lo repelió Manu con el pecho, quedándole el balón en sus botas a Joaquín que remataria alto al cielo nublado de la sierra madrileña.

El míster tricantino los últimos quince minutos no se complico la vida, y coloco elautobúsen las inmediaciones de su área, poniendo en defensa a Joaquín por la izquierda, Suañez, Rubén Muñoz, Rubén González y  Gerard  en el centro de la zaga, y  Kone por la derecha, y algo mas arriba a Gali,  Carlos y Larbi, y arriba para el gol a Palencia, mientras que el Trival todo lo contrario, todos al ataque, centrando al área para que a ver si algún remate se traducía en gol.

A poco para el final, presenciamos una pequeña trifulca, rifirrafe, entre dos veteranos, como el guardameta Iván Villar y el central visitante Mario, que se enzarzaron en una disputa verbal, típica de jugadores con experiencia, pero que no fue a más.

Y el colofón en forma de gol en el tiempo de descuento, llevaba un contrataque Kone por la derecha, y se llegaba el área contraria, para enfrentarse a la exigua defensa verde, cediendo el balón a Galiana al centro,  que se encontraba mas solo que la una ante Manu, para de disparo colocado a su izquierda conseguir el  tres a uno definitivo. Justo premio para poner el punto final a una brillante temporada del Tres Cantos en la Tercera división madrileña, y poder, a partir de ahora, disfrutar del futbol las próximas tres jornadas, que es lo que toca, una vez que están SALVADOS.

TRES CANTOS Iván Villar; Kiko (Rubén González 59′), Gerard, Rubén Muñoz, Suañez; Carlos, Galiana (A); Palencia (A); Miguel Pardo (Larbi 80′), Joaquín (A) (Bustamante 89′) y Kone
TRIVAL VALDERAS Manu; Maroto, Mario (A), Mateo (A), Prada; Sanjurjo; Mínguez, Nogueira (Samu 45′); Diego (Alex Fernandez 78′), Losada y Alex (Santurino 85′)
GOLES 1-0 Palencia (30′); 2-0 Rubén Muñoz (P) (58′); 2-1 Losada (61′); 3-1 Galiana (91′).
ÁRBITRO Romero Serrano. (2).
INCIDENCIAS Foresta. Unos 100 espectadores.
Los Importantes 2017/2018
TRES CANTOS
TRIVAL VALDERAS
3. Gerard 3.
2. Joaquín 2. Sanjurjo
1. Palencia 1. Mario
E: Javi García 3 E: Juanjo Granero 1

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.