VILLARREAL B 2-0 FUENLABRADA | El submarino hunde el sueño azulón

El conjunto azulón cae 2 a 0 y se despide del playoff de ascenso a Segunda.

0
370
Foto: Deborah Iraurgui

Punto y final al sueño de vestirse de plata. El Fuenlabrada dijo adiós en Vila-Real (2-0) al anhelado deseo de ascender a Segunda división. Un objetivo que, por segundo año consecutivo, ve truncado un conjunto creado para subir, pero peleado con el fútbol. Aquél que, tras darle la espalda en el segundo tramo de la temporada, le dio la cara ante la Real Sociedad para devolverle ahora a su realidad. La de un club que, hundido por segunda vez, tratará de salir a flote y cumplir a la tercera con la línea marcada en su hoja de ruta.

Y es que, como en el choque de la ida, el inicio de la contienda vino teñido de amarillo. El color de un Villarreal que esta vez sí sacó rédito de sus brillantes hombres de arriba. Concretamente de un Samu que, todavía en edad juvenil, se hace hombre a pasos agigantados.

Por su banda, la derecha, se desangró el Fuenlabrada en la primera mitad. Sostenido por detrás por un buen Miguelón, la libertad ofensiva del joven y hábil extremo condenó a un conjunto azulón inoperante a la hora de frenar sus acometidas. Así, y como buen zurdo a banda cambiada, una y otra vez tiró la diagonal interior, terminando por encontrar flaquezas en el entramado defensivo de su rival.

Tras un aviso de él mismo, de un trallazo directo a la escuadra puso el uno a cero (20′). Un marcador que, ante un equipo madrileño poco presente en ataque, pudo aumentar Dalmau superada la media hora. Pero lo evitó Pol, manteniendo con vida a un Fuenlabrada que, empujado por la obligación de marcar, dio un paso adelante con el inicio de la segunda mitad.

Y en esas pudo meterse de nuevo en la eliminatoria y catapultarse a la ronda final del playoff de ascenso a Segunda. Después de una buena internada en ataque, el disparo cruzado de Fran García se marchó rozando el palo izquierdo (57′) en el inicio de un intercambio de golpes del que salió vencedor el submarino.

Sirviéndose de la evidente apuesta ofensiva azulona, el tridente amarillo aprovechó los espacios cedidos atrás por un equipo que no tardó en verse con los dos pies fuera de la pelea por subir. Desaparecido en la segunda mitad hasta entonces, le bastó de un destello a Samu para despedazar el baúl de los sueños kirikos. Ganó línea de fondo y le sirvió el segundo a Raba (72′),  que a la segunda sentenció a un rival que, aun sin recursos futbolísticos, todavía tuvo un último coletazo de vida. Remató de cabeza Arruabarrena, pero se elevó ante él un sobresaliente Cantero. Con una muy buena mano fulminó, a diez minutos del final, cualquier atisbo de esperanza para un Fuenlabrada que, poco más de un año después, vuelve a despertar antes de tiempo de su sueño de Segunda.

VILLARREAL B
Cantero, Miguelón (A) (Roger 87′), Juan, Pau, Quintilla, Imanol, Morlanes, Samu, Raba (Leo Suárez 81′), Chuca, Dalmau (Mario 76′).
FUENLABRADA Pol Freixanet, Jaume, Cata Díaz, Juanma (A), Fran García (A), Cristóbal, Marcos Gullón (Quero 76′ (A)), Hugo Fraile, Randy (Bravo 46′), Vicente (Arruabarrena 71′ (A)), Dioni.
GOLES 1-0 Samu (20′), 2-0 Raba (72′).
ÁRBITRO Hernández Maeso (Comité Extremeño).
INCIDENCIAS Mini Estadi, Ciudad deportiva, ante unos 3.500 espectadores.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre