VILLAVERDE 3-0 ALCALÁ | El tacón propicia un final muy feliz verderón

Tres goles en los últimos seis minutos (con dos asistencias de tacón) dan una holgada victoria al Villaverde, frente a un Alcalá que fue mejor y no mereció tal correctivo.

0
294
FOTO: Ismael Corregidor.

villaverde y Alcalá han sido los primeros en decir adiós a la competición en este 2018 en nuestra Tercera. Un año con luces y sombras en los dos equipos, que cierran los verderones con una amplia sonrisa, gracias a su amplia victoria, con tres goles más allá del minuto ochenta y seis; los dos últimos gracias a dos asistencias con el tacón.

El marcador no reflejó ni mucho menos lo que se vio sobre el césped, como el propio David Galán reconoció tras el mismo. Durante la mayor parte del choque, los rojillos fueron superiores, y sin ser un torrente de fútbol, tuvieron metidos en su campo a los locales; aunque sin poner en apuros a
Aragoneses.

En líneas generales, las ocasiones brillaron por su ausencia en el partido. Como decimos, el control del choque correspondió a los visitantes. Con más posesión de balón, tratando de madurar el choque y buscando algún fallo de concentración de los locales, el Alcalá tenía el partido donde quería, pero le volvió a faltar pegada. Los cervantinos no atinaban con el último pase, y no lograban finalizar con claridad. Tampoco a balón parado, donde demostraron con movimientos y creando peligro tenerlo muy trabajado; pero les volvió a fallar lo mismo: el remate. Las ocasiones rojillas, sino se iban al limbo, iban mansamente a los dominios de Aragoneses. Enfrente el Villaverde apenas se asomaba al área de Juancho (sobre todo en la primera mitad en la que no remataron), aunque sin sufrir. A los de David Galán no se les veía muy incómodos con el desarrollo del partido, defendiendo a un gran nivel, peleando por cada balón como si fuera el último.

En el segundo tiempo se vio la mejor cara de los locales. No solo en el tramo mágico de los tres goles, sino en el primer cuarto de hora del segundo acto. Tras el paso por vestuarios, los verderones ganaron metros y comenzaron a crear peligro. Koke, por dos veces en la misma acción, probó a Juancho tras un córner; siendo poco después Toni Morales el que rematara forzado contra la meta rival.

Cumplida la hora de partido, el partido volvió a cambiar. Fue el Alcalá el que ganó metros, y comenzó a jugar en campo rival, de nuevo errando en la finalización. Enfrente el Villaverde vio claro que su baza iba a ser el contragolpe, puesto que los rojillos, ya volcados con todo, dejaban espacios. Fue entonces cuando David Galán movió el banquillo, dando entrada a dos de sus puñales en ataque como son Dani García y Nouman. Corriendo al espacio, los locales hacían daño, pero siempre se topaban con un algún defensor que a última hora reculaba bien y acababa cortando.

Todo, hasta que llegó el minuto ochenta y seis. En ese minuto, Adnan desde la banda diestra colgaba el balón al área; y tras aprovecharse de un fallo defensivo visitante; Toni Morales cual cazagoles se aprovechaba de la situación, batiendo con un disparo cruzado a Juancho. Y a renglón seguido, de nuevo Adnan ganó la acción por banda diestra, y puso el balón en la frontal del área. Por allí andaba Dani García, que de tacón asistía a Nouman que entraba por la banda contraria, que según le llegó el balón, lo remató con la zurda por bajo ante Juancho.

Dos goles en apenas dos minutos que en palabras de Jorge Martín de San Pablo hicieron que el Alcalá “se deshiciese como un azucarillo”. Los rojillos quedaron completamente noqueados, y trataron de volcarse a la desesperada, con más corazón que cabeza y fútbol, entre las protestas de sus aficionados. Enfrente, David Galán y los suyos no quisieron hacer más sangre; y de hecho el técnico retiró a su delantero pera dar minutos a Manu Rosales. Pero aún quedaba tiempo para más, y en tiempo de prolongación, una delicatessen entre los hermanos Arkine se convirtió en el tercero. Adnan, cambiado de banda, inició y finalizó la jugada por banda zurda. El once corrió la banda al contragolpe, y una vez llegado a la frontal del área hizo la pared con su gemelo Nouman. Éste último le devolvió el balón de nuevo con el tacón, y a la altura del punto de penalti Adnan remató según le vino con un disparo a media altura.

Con el último gol finalizó el partido y con ello el 2018 futbolístico para Villaverde y Alcalá; deseando los primeros que el año nuevo continúe como el presente; todo lo contrario que en las filas rojillas, con los cuatro últimos meses para olvidar de un año en el que volvieron a jugar play off.

VILLAVERDE Aragoneses; Juanan (A), Palero (A), Richi, Tapia; Samu, Durán; Adnan (A), Juancar (Dani García 71’), Koke (Nouman 77’) (A); y Toni Morales (Manu Rosales 88’).
ALCALÁ
Juancho; Huelves (A), Rafa, Benítez, Manu Díez; Moha (Del Valle 76’), Mani (Jose Gil 86’), Merchán (Pablo Rojo 86’), Riki; Gonzalo Rodríguez y Seubert.
GOLES 1-0 Toni Morales (86’); 2-0 Nouman (88’); 3-0 Adnan (92’
ÁRBITRO López Montalbán (0).
INCIDENCIAS Boetticher, unos 200 espectadores.
Los Importantes 2018/2019
VILLAVERDE ALCALÁ
3. Adnan 3.
2. Nouman 2. Riki
1. Dani García 1. Merchán
E: David Galán 2 E: Jorge Martín de San Pablo 1

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.